Ballena azul【2020】

Ballena azul

Peligros de la ballena azul

La naturaleza puede sorprendernos de una manera increíble. El tamaño de los animales puede ser desmedido. Esto ocurre con el mamífero protagonista de este artículo, la ballena azul. Se trata de un animal que es capaz de medir hasta ciento ocho pies de largo y pesar en torno a ciento noventa toneladas. Habita en los mares y océanos. Son considerados los animales más grandes del planeta y su estilo de vida es muy propio.

Adéntrate con nosotros en un artículo donde vas a poder hallar las peculiaridades, estilo de vida, nutrición y reproducción de la ballena azul.

Características principales

Características de la ballena azul

Se trata del animal más grande. Asimismo es la más grande de todas y cada una de las ballenas. Una de sus peculiaridades primordiales es que, si bien tiene una gran longitud, asimismo son del mismo modo delgadas. Es como deja que su cuerpo sea distribuido de forma uniforme. Si su peso estuviera mal repartido, tendría contrariedades para nadar. Merced a este buen reparto del peso y a la delgadez que presenta, puede moverse de forma rápida en el agua.

La ballena azul dispone de aletas larguísimas para poder desplazar todo el cuerpo. Por este motivo, son capaces de moverse a alta velocidad en el agua pese a tu importante tamaño. En general, alcanzan un ritmo de doce millas por hora. Mas si la situación lo requiere, podrá nadar hasta treinta millas por hora.

En su comportamiento nos hallamos con conjuntos que tienen peculiaridades diferentes. En general, tienden a ser animales solitarios, pues precisan gran espacio vital para desarrollarse y vivir. No obstante, en numerosas ocasiones, nos hallamos con dos ballenas que nadan y viven juntas. No es frecuente hallar más de 2 ballenas. La mayor parte de las veces que vemos a 2 ballenas juntas van a ser la madre y su bebé.

Sólo vamos a poder ver a múltiples ballenas juntas cuando la zona tiene gran comestible. Esto causa que se establezcan más tiempo juntas y puedan vivir en comunidad. Como sabemos, la ballena azul es un mamífero, con lo que no tiene branquias, sino más bien pulmones. Es capaz de retener aire y continuar en el agua bajo veinte minutos. Una vez pasado este tiempo, deberá salir a la superficie a coger aire. Esto causa que sea un animal muy demandado para su avistamiento. No acostumbran a vivir en profundidades, puesto que precisan salir a respirar. Es idóneo para el avistamiento desde navíos.

Alimentación y distribución de la ballena azul

Ballena azul

En su dieta introduce grandes cantidades de kril y otras formas de vida más pequeñas. Su comida preferida son los calamares y se nutren más cuando son rebosantes. Pueden comer hasta ocho mil libras de comida día a día toda vez que pueden.

Alimentar a un bebé ballena es un trabajo bastante completo para la madre, puesto que es capaz de consumir entre cien y ciento cincuenta litros de leche al día.

Al existir tantas subespecies de ballena azul, es normal confundirse con otros géneros de ballenas si no se es muy especialista en ello. En general, el área de distribución por la que se extiende abarca el océano Atlántico y el Pacífico. Ciertas personas han identificado este animal en el océano Índico, si bien ya digo que pueden ser equivocaciones.

Debido a la acción del humano, el área de distribución de este mamífero ha caído enormemente. Tanto los hábitats naturales como las condiciones de los océanos por lo general han decaído. Los mares están muy contaminados y las ballenas están padeciendo las consecuencias. Previamente se distribuían prácticamente por todos y cada uno de los océanos del planeta.

Reproducción y conservación

Avistamiento de ballena azul

Estos animales tienen una temporada larga para la reproducción. En contraste a otros peces que tienen una temporada más corta, la ballena azul comienza la temporada de reproducción desde finales de otoño y continúa hasta el invierno. Sobre el proceso de busca de pareja no hay mucha información, con lo que no podemos describir bien cuál es el proceso de cortejo de parejas o bien si se mandan señales para llamarse unos a otros. Seguramente este es el procedimiento que puedan emplear.

Las hembras maduran cuando llegan a la edad de diez años. Los machos son algo más tardíos y precisan de doce años para madurar. La hembra va a poder tener crías cada 2 o bien 3 años. Si bien se afirmen que son bebés o bien crías, una ballena recién nacida puede medir con perfección veintitres pies de largo y pesar hasta tres toneladas. No es una cosa que, exactamente, podamos llamar pequeño.

Debido a los impactos del humano y el ciclo de reproducción tan lento, el estado de conservación de las ballenas está en menoscabo. A mediados de la década de los sesenta, las poblaciones de ballena empezaron a bajar drásticamente. En nuestros días, tan solo existen en torno a doce.000 individuos. Ciertos especialistas creen que pueden haber más de doce.000 ocultas por el resto de todos y cada uno de los océanos. Esto se puede inferir por que se han concretado ciertos avistamientos cerca de la zona del Ártico.

Acción del ser humano

Alimentación de la ballena azul

Las ballenas fueron en la antigüedad animales muy habituales. El inconveniente que tienen es que, al tener una vida tan larga (su esperanza de vida roza los ochenta años), su ciclo es larguísimo. Para poder reproducirse precisan entre diez y doce años de madurez y la hembra solo puede tener crías cada 2 o bien 3 años. Esto causa que su reproducción sea más lenta. No obstante, los impactos ambientales sobre los mares y océanos aumentan diariamente. Estos animales cada vez son más frágiles y poco se puede hacer a este respecto.

Aún de esta forma, existen muchos sacrificios por preservar a estos animales. Puesto que el humano tiene singular interés en ellas, esto le ha costado un coste alto. El número de ejemplares de ballena azul cazados era tan grande que en mil novecientos sesenta y seis se debió prohibir su atrapa. Si bien su caza esté prohibida en estos instantes, con el número tan bajo de ejemplares les ha costado mucho recobrarse.

A pesar de ser animales increíbles y bien conocidos, son arrasados por la acción del humano. Otra prueba más de que estamos destruyendo todo cuanto nos circunda. Espero que la ballena pueda recobrarse y progresar las poblaciones con el tiempo. Debemos concierciarnos sobre la relevancia de estos animales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba