Biología y forma de vida de las planarias【2020】

Biología y forma de vida de las planarias

Planarias marinas

En este artículo pasaremos de describir peces a vermes de mar. En un caso así, vamos a hablar sobre las planarias. Son un conjunto de vermes planos (de ahí su nombre) cuya clase era previamente la Turbellaria. Por este motivo, son llamados asimismo turbelarios. De estos vermes se conocen cerca de cuatro mil quinientos especies y de ahí radica su relevancia. La enorme mayoría de ellos son acuáticos y viven en ecosistemas bentónicos. Hay otras especies adaptadas a los entornos húmedos.

Si deseas conocer a fondo a estos vermes planos de mar, en este blog post profundizaremos sobre su biología, clasificación y modo de vida. ¿Te agradaría conocerlos?

Clasificación

Características generales

La clase Turbellaria era considerada un conjunto de platelmintos que acogía a todos y cada uno de los que no son rigurosamente parásitos. No obstante, con el tiempo y del desarrollo de la taxonomía, esta clase a desaparecido. Por ende, las planarias son considerados conjuntos parafiléticos que incluyen platelmintos que no son parásitos y los acelomorfos. Estos cambios se debe a una mayor profundización en el estudio de la línea evolutiva de estos animales.

Características principales

Clasificación de las planarias

Se trata de invertebrados de pequeñísimo tamaño y una longitud bastante variable. Nos podemos hallar ejemplares que van desde el milímetro hasta los 600mm de longitud. Las planarias con un mayor tamaño tienen una forma afín a una hoja o bien cinta.

La mayoría de estas especies son acuáticas. Las especies bentónicas son aquellas que habitan en los fondos marinos. Por este motivo, estos vermes son considerados organismos bentónicos. En lo que se refiere a su morfología, nos podemos hallar con un elevado número de cilios durante su cuerpo.

Los cilios son empleados para crear movimientos pequeños que producen remolinos microscopios a su alrededor.

Parecido con los platelmintos

Platelmintos

Las planarias se semejan a los platelmintos morfológicamente por tener simetría bilateral. Esto significa que tienen un eje longitudinal que separa 2 unas partes del cuerpo simétricas. Son triblásticos por tener una tercera capa de células no embrionaria. Lo mismo pasa con los humanos, somos triblásticos.

A diferencia de otros organismos con simetría bilateral, las planarias y platelmintos no tienen ninguna cavidad interna. Esto es debido a su planicie. No tienen celoma, con lo que son clasificados como acelomados.

Otra característica que diferencia a los platelmintos del resto de especies es la ausencia de aparato respiratorio y circulatorio. Al no tener estos aparatos, su capacidad para intercambiar oxígeno y dióxido de carbono con el entorno se reduce y limita. Es la razón por la cual su tamaño es más pequeño. De tener un cuerpo mayor, tendría necesidades aumentadas de intercambio de gases con el exterior y no podría subsistir. Los de mayor tamaño son planos para no trastocar este intercambio por una mayor superficie.

Entonces, si estos aparatos, ¿de qué manera intercambian oxígeno y CO2? Lo hacen por medio de su superficie anatómico. Además de esto, el cilindro digestible tiene unas ramificaciones a fin de que los nutrientes sean capaces de llegar más sencillamente a todas y cada una de las unas partes del cuerpo. Este intercambio de gases por medio de la piel hace que las planarias sean mu susceptibles a la deshidratación. Por tal razón deben vivir en entornos acuáticos y húmedos donde es prácticamente imposible desecarse.

El sistema inquieto está concentrado en la cabeza donde aparecen múltiples ganglios. De estos ganglios parten ramas de nervios que van dispersándose a lo largo del cuerpo. En el caso en el que sean dañadas, pueden regenerar su cuerpo si pierden alguna parte. Aun son capaces de regenerar la cabeza.

Características singulares de las planarias

Gusanos planos

Como ya vais viendo, estos animales son verdaderamente singulares y únicos. La mayor parte de ellas tiene una vida libre, en contraste a los platelmintos que son parásitos. Al vivir en el fondo marino se deben nutrir de otros animales más pequeños o bien de la materia orgánica en descomposición.

Hay ciertas planarias que frecuentan las líneas ribereñas y alcanzan su mayor diversidad en los arrecifes de coral. Se las puede ver formando ciertas comunidades numerosas. Otras especies han colonizado hábitat de agua dulce y ciertas se amoldan a entornos húmedos en tierra firme. Las que se aventuran a vivir en la tierra escogen sitios oscuros y húmedos. Esto pueden ser cubiertas de hojarasca y prácticamente siempre y en toda circunstancia de hábitos nocturnos, donde la humedad de sostiene mejor.

No tienen cutícula y la superficie del cuerpo es una capa única de células con cilios. En ciertas especies que tiene mayor tamaño no tienen cilios. Bajo la piel tiene una muy pequeña capa de músculos y ciertas glándulas que están conectadas a la superficie por medio de poros. Están de manera continua segregando un moco y otras substancias que les asisten a sostenerse húmedas en todo instante.

Para desplazarse tienen múltiples opciones. Las acuáticas más pequeñas emplean los cilios de su piel para impulsarse del agua y desplazarse. Por otra parte, las más grandes que no tienen cilios precisan efectuar movimientos musculares para reptar o bien moverse a través del agua. Las que viven en la tierra son capaces de lanzar hilos de mocos para poder escalar por altas zonas como rocas y ramas.

Algunas planarias presentan estructuras afines a las espículas de corales y esponjas (estructuras calcáreas o bien silíceas) y dan apariencia cancelar al cuerpo de la planaria.

Reproducción

Planarias reproducción

Las planarias son capaces de reproducirse tanto sexual como asexualmente. Ciertas de ellas se reproducen a través de la fragmentación de sus cuerpos. Son capaces de clonarse a sí a través de una división trasversal. Asimismo pueden hacerlo asexualmente a través de gemación.

Sin embargo, la forma de reproducción más famosa y común es la sexual. Para esto, todas y cada una de las planarias deben fertilizar huevos en su interior a través de la cópula con otro individuo. Son todas y cada una hermafroditas con lo que pueden autofecundarse.

Las planarias que no cuenta con celoma no tienen gónadas. Mas el resto de ellas sí se le distinguen uno o bien más pares de ovarios y testículos. De los testículos parte cilindros seminíferos que desembocan al exterior en unos penes musculares.

En la mayor parte de especie los huevos eclosionan para dar ejemplares muy semejantes a los adultos, mas con un tamaño menor. En otras especies los huevos dan larvas que maduran en el medio acuático.

Como podéis ver, estos animales son bastante singulares y curiosos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba