La zeolita【2020】

La zeolita

Zeolita para los acuarios

La filtración en los acuarios es un proceso fundamental cara la limpieza y la buena calidad del mismo. Merced a un agua filtrada y bien limpia, los peces pueden vivir en buen estado. En un caso así, hablaremos de un material que ayuda a acrecentar el desempeño de la filtración de agua en acuarios. Se trata de la zeolita. La zeolita es un sustrato filtrante cuyo desempeño en el proceso de la filtración de agua es superior al que se consigue con filtros de lignito activo o bien de arena. Además de esto, es un producto de origen natural.

Si deseas conocer de qué forma se emplea la zeolita y los requisitos que precisa, en este blog post vas a poder conocerlo todo a fondo

Características de la zeolita

Zeolita y su estructura

La estructura de la zeolita está formada por minerales que proceden de las estructuras volcánicas. Está compuesto por minerales y cristales de una enorme capacidad de intercambiador de iones. Si examinamos la estructura interna de este material, podemos observar pequeños canales de unos 0,5nm de diámetro. Esto le hace considerarse un material poroso capaz para la filtración del agua. De esta manera se puede quitar las suciedades que pueda llevar el agua en suspensión a fin de que el acuario se sostenga absolutamente limpio.

La estructura se completa con múltiples partes que poseen ciertos poros de mayor diámetro. Es verdaderamente esa capacidad de intercambiador de iones la que permite la absorción de los elementos contaminantes presentes en el agua y la posible filtración.

Existen múltiples géneros de zeolita. En dependencia del tipo que tratamos, se puede lograr extraer el agua de ciertos minerales como el calcio. Esto deja que la dureza del agua padezca un ablandamiento progresivo y aumente su calidad. Por otra parte, los poros que tienen mayor tamaño son capaces de retener las partículas que hay en suspensión. Muchas de estas partículas son elementos y moléculas del tipo orgánico, como las amoniacales, y pueden reducir la calidad del agua.

¿De qué forma marcha?

Estructura de materiales filtrantes

Estructura de materiales filtrantes

Una vez conocemos las peculiaridades de la zeolita, pasaremos al funcionamiento. Recordamos que es un sustrato capaz de intercambiar el amoníaco y que marcha de forma diferente en agua dulce o bien salobre. Es esencial conocer la función de la zeolita en dependencia del género de acuario que tendremos.

Las zeolitas que son intercambiadoras de calcio son capaces de absorber los compuestos de amoniaco presentes frente a la baja presencia de los iones calcio y magnesio. Esto ocurre en los acuarios de agua dulce.

Por otro lado, si elegimos un acuario de agua marina, el proceso es absolutamente diferente. En este género de aguas la presencia de calcio es considerablemente mayor que en la de agua dulce. Por esta razón, la zeolita en este medio actúa como sustrato biológico micro poroso. Además de esto, sobre la superficie es capaz de concentrarse numerosas bacterias que convierten el amoníaco de forma rápida en nitrito y este en nitrato. En un caso así, el interior de la zeolita tiene una concentración de oxígeno bajísima. Se debe al gran consumo en el exterior. Por esta razón, las bacterias que se asientan en estas zonas son absolutamente autótrofas y capaces de sintetizar su comestible. Asimismo suprimen el nitrato convirtiéndolo en ázoe evaporable con la ayuda del carbono.

Mantenimiento y requisitos

Zeolita para la filtración

La zeolita no es infinita, sino se marcha degradando transcurrido un tiempo y perdiendo su eficiencia. Esto es debido a que las colonias bacterianas se marchan reproduciendo a tal punto de taponar los poros de la superficie. Con los poros taponados, su capacidad para la filtración se marcha reduciendo a tal punto de no ejercer su función.

Esta es la razón por la cual la zeolita precisa de un mantenimiento. Una vez empieza a fallar en el proceso de filtración del agua, se debe sustituir. A lo largo de la última fase eficiente de la carga la masificación de bacterias mejora el desempeño del skimmer marino al desprenderse de la superficie masas de desecho más grandes que son de forma rápida extraídas por este.

Cuando se emplea la zeolita en un acuario para asistir en la filtración se aconseja usar de forma paulatina. Esto es, jamás se debe empezar a filtrar el agua con todas y cada una de las cargas de zeolita. Esto es dado a que la capacidad que tiene de filtrar el agua puede afectar a los peces que están amoldados a ciertas condiciones en el acuario.

Todos los fabricantes de zeolita aconsejan que su instalación se haga poquito a poco, durante semanas, a fin de que los peces se vayan amoldando a la nueva calidad del agua. Conforme va pasando el tiempo de haber instalado la zeolita en el acuario, las bacterias producen una enorme actividad. Cuando si actividad alcanza sus valores mayores, dañan gravemente el mantenimiento de los valores de oxido-reducción del acuario. Esto es debido al gran consumo de oxígeno que tienen.

Cuándo NO debes emplear la zeolita en tu acuario

Zeolita y carbón activo

Zeolita y lignito activo

Muchos especialistas en acuariofilia están conformes sobre la enorme aportación que tiene este material en un acuario de nueva creación. No obstante, aun en acuarios que son nuevos, la adición de amoníaco al medio, hace que la zeolita deba actuar como una base en un corto plazo.

Por otro lado, una vez los niveles de amoníaco se han vuelto estables, es bueno retirar la zeolita. No es conveniente utilizarla como una base permanente. En vez de ello, es mejor retirarla y usar los medios usuales. Entre los medios usuales nos hallamos el lignito activo o bien de arena.

Conclusiones

Venta de zeolita para la filtración

Estos filtros pueden montarse de una manera sencillísima dentro de un filtro presurizado y deja el control de la coloración del acuario, aparte de lo citado con el amoníaco y los filtros biológicos. Son bastante eficientes en aquellos acuarios que están muy poblados, pues en estos lugares se precisarán labores de mantenimiento por el exceso de moléculas de desecho.

Es esencial eludir los inconvenientes que puede producir por su gran capacidad de intercambio molecular. Para esto, debemos instalarla poquito a poco durante múltiples semanas. De esta manera, vamos a estar logrando que los peces del interior se vayan amoldando a los cambios químicos del medio.

Hay que mentar que debido a la actividad bacteriana, no es conveniente sostener la zeolita instalada durante más de 3 meses.

Espero que con estos consejos puedan emplear este material tan útil para asistir en la filtración del acuario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba