Los peces cartilaginosos【2020】

Los peces cartilaginosos

Tiburón martillo

Si en algo es rica la naturaleza, es exactamente en la gran cantidad de biodiversidad que cobija. Un sinfín de especies poblan el largo y ancho de nuestro planeta y sus diferentes ecosistemas. Si nos centramos en los peces, la cosa no iba a ser menos. Existen muchos géneros de peces, entre aquéllos que se halla un especial grupo: los peces cartilaginosos.

Seguro que a muchos esto de los peces cartilaginosos os pueda sonar un tanto extraño. Mas solamente lejos de la realidad. En el presente artículo intentaremos aproximaros a esta clase de animales y que conozcáis considerablemente más sobre ellos.

¿Qué son los peces cartilaginosos?

Tiburón ballena

Los peces cartilaginosos son aquellos que se identifican por tener un esqueleto formado por cartílagos en vez de huesos. De ahí su nombre. Criaturas como los tiburones o bien las rayas pertenecen a esta familia.

Además, a esta clase de peces asimismo se les acostumbra a llamar condrictios, puesto que su nombre científico es Chondrichthyes.

Origen

Tiburón rodeado de peces

Se estima que los peces cartilaginosos hicieron su aparición por vez primera en la Tierra a lo largo del trascurso del periodo Devónico Superior. Se piensa que estos peces disfrutaron de 2 grandes instantes de expansión. El primero de ellos fue a inicios del Pérmico y el segundo, el más notable, cara mediados del Cretáceo.

Características más frecuentes de los peces cartilaginosos

Pez manta

Estos peces presentan una serie de peculiaridades muy especiales, que les transforman en unos seres verdaderamente fascinantes.

La primera de ellas, y que quizá sea la que más llame la atención, es que presentan notocorda cuando son jóvenes. Y… ¿qué es la notocorda?, puesto que es una suerte de cuerda que tienen en el reverso los animales de la familia de los cordados y que hace las veces de columna vertebral. Dicha notocorda va a ir dejando paso conforme madure el individuo, dando paso a un cartílago real, que va a ser el que claramente conforme el esqueleto.

Estamos habituados a ver como los peces acostumbran a tener un especial aspecto que les hace parecer que están aplanados lateralmente. Puesto que bien, en los peces cartilaginosos ocurre todo lo opuesto, pues estos se hallan aplanados por el reverso o bien el vientre. Una de las causas de esta característica puede deberse a que no presentan costillas o bien una estructura afín. Asimismo por esta razón, si estos peces abandonan un ecosistema acuático van a poder fallecer en poquísimo tiempo en tanto que el propio peso de su cuerpo va a hacer que se “chafen”, aplastando y destrozando sus órganos internos.

Sus cuerpos están cubiertos de unas escamas llamadas dentículos dérmicos. Estas escamas tienen una doble función: protectora y también hidrodinámica. Si tocamos un pez cartilaginoso podemos apreciar que su piel esta suave si deslizamos nuestra mano en un sentido, mas que este fenómeno se revierte absolutamente si lo hacemos en sentido opuesto. El motivo de esto es claro: todas y cada una estas pequeñas escamas se hallan situadas del mismo modo y hacia exactamente la misma dirección.

Tal y como acostumbra a suceder en todos y cada uno de los peces, la respiración en esta clase de animales tiene sitio mediante branquias, las que no están protegidas por ningún órgano singular, algo que sí acostumbra a pasar en la mayor parte de los peces óseos.

Un arduo problema que afecta a los peces cartilaginosos es que no tienen vejiga natatoria (órgano en forma de saco membranoso que se halla bajo la columna vertebral de los peces, el que se llena de gas favoreciendo la flotabilidad). ¿Qué sucede entonces? Puesto que que se ven forzados a nadar y estar continuamente activos para poder sostenerse a flote.

Algunos de ellos asimismo cuentan con un órgano especializado llamado línea lateral, el que les resulta realmente útil para poder captar vibraciones. El sentido del olfato está muy desarrollado en estos peces, todo lo opuesto de lo que ocurre con el sentido de la vista.

Alimentación

Tiburón blanco

No podemos situar a los peces cartilaginosos en un punto concreto de la cadena alimentaria. Sin embargo, la mayor parte de estos animales acostumbran a ser carnívoros y, además de esto, grandes cazadores. Si bien asimismo los hay que prefieren una dieta basada en vegetales, plancton, etc.

Reproducción

Pez sierra

La reproducción en esta clase de animales es de tipo sexual y dioica, lo que desea decir que contamos con individuos macho y también individuos hembra. Este proceso de reproducción asimismo les diferencia de los peces óseos, puesto que en los condrictios sí tiene sitio la fecundación interna. El órgano copulador de los machos recibe el nombre de claspers.

Las crías en los peces cartilaginosos pueden ser de 3 tipos: ovíparas, ovovivíparas y vivíparas, en dependencia de la especie en sí. En el caso de los peces cartilaginosos ovíparos, los huevos acostumbran a ser de importante tamaño.

No acostumbran a tener un número elevado de crías en todos y cada ciclo reproductivo, y tampoco es que sean unos progenitores muy protectores, salvo en ciertas salvedades.

Clasificación

Pez quimera

A la hora de referirnos a los peces cartilaginosos tenemos que saber que en esta clase, podemos localizar 2 subtipos bien distinguidos. Por una parte tenemos los Eslamiobranquios, y por el otro los Holocéfalos. Por su parte, en los propios Eslamiobranquios podemos distinguir entre los Selacimorfos y los Bastoides.

Los Selacimorfos son los que conocemos generalmente como tiburones o bien escualos. Son los más similares a los peces óseos. Los Bastoides hacen referencia a los animales que llamamos como mantas, rayas, rayas eléctricas y peces sierra.

En cuanto a los Holocéfalos, y desgraciadamente, podemos destacar que la mayor parte de ellos ya se han extinguido. En nuestros días solo hallamos un pequeño conjunto de ellos, el que recibe el nombre de Quimeras. Indudablemente, son unos peces muy particulares, sobre todo por su aspecto físico, en el que resalta la cabeza que sobresale de forma de exagerada del cuerpo, con una boa en forma de protuberancia y que se halla situada en el vientre.

Al igual que ocurría con los tiburones, las quimeras asimismo guardan ciertas semejanzas con los peces óseos, entre ellas la aparición de un opérculo. Acostumbran a vivir en los fondos de los mares y océanos, donde se nutren de moluscos y pequeños animales invertebrados.

Espero que con este artículo hayan podido conocer mejor a los peces cartilaginosos, como sus costumbres, sus peculiaridades, etc. Como habéis podido revisar, no son criaturas tan extrañas y seguro que más de uno se ha sorprendido al descubrirlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba