Musgo de Java【2020】

Musgo de Java

Musgo de java

Hoy hablaremos de una planta muy usada en los acuarios. Se trata del musgo de Java. Su nombre científico es Vesicularia dubyana y su complejidad en el momento de cuidarla es baja. Pertenece a la familia Hypnaceae y es originaria del Sureste asiático.

Si deseas conocer todas y cada una de las peculiaridades y necesidades de esta planta de acuario, este es tu artículo

Características principales

Características del musgo de java

Esta planta medra en los cursos de agua más lentos tropicales de Java Sumatra, Borneo y los archipiélagos lindantes. Prefiere las zonas más umbrías y puede subsistir a diferentes profundidades. Generalmente se le ve por las riberas de los lagos y arroyos.

Si su desarrollo es perfecto y se halla en estupendas condiciones, esta planta es capaz de lograr tamaños semejantes que cubren todo el acuario. Al comienzo le cuesta medrar algo más por el proceso de aclimatación. No obstante, una vez están habituadas al entorno del acuario, su ritmo de desarrollo es bastante acelerado.

Se trata de una planta tapizante con un porte bastante espeso y medra en forma de filamentos. Son bastante alargados y está cubiertos por hojas pequeñísimas opuestas y puntiagudas. Las hojas están superpuestas como escamas y se entrelazan con otros tallos. Esto causa que la densidad de la planta sea mayor y se forme una masa esponjosa.

Esta estructura tan especial hace que sea un sitio conveniente para la puesta y desarrollo de pequeñas larvas de muchas especies de peces. Las hojas tienen un tamaño de en torno a uno con cinco mm de anchura y cinco mm de longitud, de forma irregular. En lo que se refiere a su coloración, la más frecuente de ver es el color verde claro o bien intenso. Asimismo se pueden observar tonalidades algo más oscuras, mas no es lo frecuente.

Requerimientos de su plantación

Peces alrededor del musgo de Java

Para que esta planta medre en perfectas condiciones se precisan cumplir ciertos requisitos a lo largo de su etapa de plantación. No requiere ser plantada sobre un sustrato. Ellas prefieren desarrollarse sobre los objetos ornamentales que se ponen en los acuarios. Merced a esto, nos ofrece una ventaja en el momento de tener que escoger un sustrato conveniente. El arraigo de la planta se logra sencillamente con un hilo de costura. Se puede «coser» la planta a los accesorios del acuario.

Una vez se ha plantado el musgo de Java, con el paso del tiempo se va a ir propagando por el objeto en el que ha sido fijado. Vamos a poder ir viendo la evolución de la planta al observar que el objeto se marcha cubriendo por completo. Si deseamos, podemos podar la planta a fin de que adquiera exactamente la misma forma del objeto en cuestión. Para esto usamos una tijeras o bien de manera directa con las manos. Si lo hacemos apropiadamente, se va a poder conseguir una decoración increíble.

Por otro lado, si deseamos poner la planta de manera directa en el fondo del acuario podemos utilizar pequeñas piedras y sujetarlas al sustrato. Esta vez deberemos «amarrarla» a las piedras a fin de que vaya cubriéndolas por completo.

Necesidades del musgo de Java

Detalle de las hojas filamentosas

Esta planta precisa de ciertos factores a fin de que su desarrollo sea el adecuado. La primera es la iluminación. Puesto que en su hábitat natural prefiere umbría, acá no será diferente. Prefiere lugares a la sombra o bien con una iluminación artificial basada en unos cilindros que favorezcan la fotosíntesis. Si la iluminación es excesiva se puede dañar su salud y haer que sobre él medren algas verdes y lo ahoguen.

Su singular morfología se presta a la invasión por la parte de algas tapizantes o bien filamentosas bastante difíciles de supervisar y suprimir. Caso de que tengamos una invasión de algas debemos retirarlas antes que ahoguen a nuestro musgo. Para esto no se debe emplear productos algicidas, en tanto que pueden afectar al propio desarrollo del musgo. Lo idóneo es retirar las partes más perjudicadas a fin de que no se contagien el resto.

Cuando los peces evacuan, van guardando suciedad en el acuario. Esto afea bastante el decorado que generan las algas y plantas de fondo. Además de esto, esta planta es difícilmente subsanable a través de sifonado. Esto es debido a que la depresión que se genera por la extracción de la capa sucia arrastra los filamentos de la planta.

Si no se poda cuando alcanza importante tamaño, su textura filiforme puede producir atascos en los filtros. Para esto, lo más conveniente es ir podándola a fin de que adquieran la manera del objeto al que fue cosido.

En cuanto a las condiciones del agua, necesita temperaturas que ronden entre los dieciocho y veintiseis grados. De esta manera se semeja a las temperaturas en las que vive en su hábitat natural. Para introducir esta planta con peces, debes tener en consideración de que el rango de temperaturas sea compatible. El pH del agua he de estar entre seis con cinco y ocho y la dureza entre diez y doce.

Reproducción de Vesicularia dubyana

Reproducción por esquejes

Para reproducir esta planta se emplea la técnica del esquejado o bien reproducción vegetativa. Para realizarla se apartan de la masa primordial del musgo varios filamentos. Ha de ser suficientemente grande y maduro como para ser replantado y que medre.

Se puede replantar en exactamente el mismo o bien otro acuario, en dependencia de la necesidad. El esqueje se puede poner en torno a un objeto como la planta madre o bien en la arena cerca de alguna roca que empleará para arroscarse.  Es esencial que el agua donde se replante no esté nueva Precisa una concentración de cloro algo más baja. En caso contrario podría fallecer a los primeros días tras ser replantada.

El musgo de Java crece realmente bien sobre las cascarillas de coco, las maderas fósiles y las rocas volcánicas. Esto puede darle a nuestro acuario un toque más tropical. Además de esto, es una planta anfibia que puede proseguir su desarrollo enraizada sobre objetos emergidos

Por último, un consejo para aquellos que deseen tener esta planta en sus acuarios es que, si bien sea simple de cuidar, puede complicar el cuidado general del acuario. Si eres novato en el planeta de la acuariofilia, es mejor que emplees plantas de plástico y elijas peces con cuidados fáciles. Una vez vayas manejando los cuidados, ya puedes aventurarte a introducir musgo de Java

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba