Pez carpa【2020】

Pez carpa

Pez Carpa

A la hora de interesarnos por adquirir una determinada pluralidad de pez que sumar a nuestro acuario, se abre ante nosotros un enorme abanico de razas cuyos tamaños, colores, etc., son verdaderamente dispares. Sin embargo, en esta rica diversidad, hay un pez que sobresale sobre el resto debido a unas peculiaridades que lo han transformado en popular. Hablamos de las Carpas, uno de los peces de agua fría más habituales.

Características del pez carpa

La Carpa común (Cyprinus carpio) tiene origen en los continentes europeo y asiático. Es uno de los peces de agua dulce más resistentes y que mejor se amolda al sitio en el que habita, es precisamente por esto que ha logrado conquistar casi todos los rincones del planeta y se ha ganado el “privilegio” de entrar en la lista de las cien especies exóticas invasoras más perjudiciales del planeta conforme la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Habitualmente, los ejemplares adultos alcanzan una longitud que cambia entre los 60 y los noventa centímetros, y un peso que ronda los 9 kilogramos.

¿Sabes cuánto vive un pez carpa? Se calcula que ciertos ejemplares, si disfrutan de determinadas condiciones a lo largo de su vida, pueden llegar a medir doce metros y pesar cuarenta Kg, y superar los sesenta años de edad, ¡prácticamente nada! Asimismo subsistirían en aguas atascadas y poco salobres siempre que estas se hallen en un rango de temperatura comprendido entre los diecisiete y los veinticuatro grados.

Peces carpa

Son eminentemente omnívoras, y su dieta se compone de plantas acuáticas, insectos, pequeños crustáceos, etc. La temporada de reproducción empieza en primavera, y tiene sitio en aguas poco profundas y espesas en flora.

Las hembras llegan a poner hasta 300.000 huevos que, en dependencia de la temperatura del agua, pueden eclosionar a los tres-cuatro  días.

Tanto machos como hembras, alcanzan la madurez sexual con 4 años de edad.  A pesar de que, a priori, no tiene colores vistosísimos, en China y, más en concreto en el país nipón, lograron a través de la cría en cautividad dar origen a una nueva pluralidad o bien raza de colores refulgentes y vivos, de menor tamaño, famosa como Koi.

Los peces Kois

Pez Koi

El Koi, en contraste a otras especies hermanas cuyo éxito ha llegado desde el campo de la caza y la pesca, se han popularizado como animales familiares. Como curiosidad, Koi en nipón significa “amor” o bien “afecto”, y la cría de estos animales medró de forma esencial a inicios del siglo veinte, donde se hicieron famosísimos los estanques koi nipones en los que las coloridas carpas aportaban belleza y espectacularidad. Tanto fue de este modo, que dichos estanques se extendieron por diferentes países extraños al territorio asiático, e inclusive brotó la figura del criador de carpas profesional.

¿De qué manera cuidar nuestros Kois o bien Carpas?

Como se ha citado previamente, los Kois se han transformado en el pez familiar por excelencia. Tanto es de este modo, que es el más aconsejable para todos los que se empiezan en esta fantástica afición y que desean probar con una especie que requiera pocos cuidados, sea atractiva tanto en aspecto y color, y que sea garantía de éxito en sus acuarios y estanques.

El pez carpa o bien Kois tienen predilección por las partes medias o bien bajas del sitio donde se hallan, ascendiendo siempre y en todo momento a la superficie con la intención de alimentarse. Pueden vivir en conjuntos reducidos, con hasta un total de 6-siete individuos. Eso sí, podemos destacar que a veces pueden manifestar un carácter violento, sobre todo con especies de menor tamaño. Esta circunstancia se acentúa en aquellos acuarios pequeños y densamente poblados, en los que es simple observar como estos peces presentan inconvenientes de agresividad. Por lo tanto, no es recomendable cobijarlos en pequeñas peceras, como las habituales redondas, ni en aquellos acuarios donde convivan con un elevado número de ejemplares. Esto asimismo va a hacer que su desarrollo sea el mejor posible. El espacio es esencial para estos peces, y por este motivo se aconseja acuarios iguales o bien superiores a los noventa litros de agua.

La temperatura del agua no debe suponer un enorme inconveniente, pues ya advertimos que estos animales se amoldan realmente bien a las condiciones climáticas. Si bien, puestos a escoger, estas pequeñas carpas toleran mejor el frío, siempre que se moderado, que el calor, pues unas elevadas temperaturas pueden conllevar unos déficits de oxígeno en el agua que, como es lógico, llegarían a ser mortales para sus inquilinos.  Se ha dado casos en estanques en los que estos pequeños animales han soportado hasta heladas.

veiltail

En cuanto a la nutrición, ya se ha dicho que son omnívoros (más próximos a carnívoros), con lo que no hay que volverse locos. Con los piensos en forma de escamas que hallamos en cualquier establecimiento experto en animales, es suficiente. Mas si deseamos que disfruten de una dieta más rica y variada, podemos suministrarles algo de comida viva como pequeñas larvas de insectos que se emplean para la pesca.  Además de esto, algún suplemento vegetal jamás viene nada mal, aun aportarles vegetales naturales, en los que observaremos como mismos dan pequeños mordiscos. Hay que saber que en invierno, los Kois y carpas pequeñas entran en un proceso de aletargamiento, en el que su actividad se reduce sensiblemente, lo que implica una bajada en el metabolismo y, en consecuencia, en el hambre del animal. Si observamos que al echarle de comer, no consume el comestible o bien lo hace en pequeñísimas cantidades, no es recomendable insistir, ni muchísimo menos preocuparse, en tanto que una sobrealimentación puede dar como resultado unas consecuencias fatales.

Otra cuestión fundamental es el filtrado del agua. Dicho filtrado en nuestro acuario o bien estanque debe hacerse de forma externa. Si nuestros peces se hallan en un acuario pequeño sin filtro, debemos hacer cambios de agua con cierta frecuencia, en tanto que esta especie produce un sinnúmero de restos que desvalorizan, y mucho, la calidad del oxígeno albergado en el agua.

Variedades y especies del pez Carpa

En el mercado se nos ofrece una extensa pluralidad de especies del pez carpa para nuestro acuario. Pese a ser exactamente la misma especie, exixten muchas especies de peces Carpa en los que los colores y formas acostumbras a ser realmente diferentes. El conocido como “Cometa Americano” es la pluralidad más extendida por ser la que menos cuidados demanda. Sus aletas no son tan alargadas y su cuerpo es más delgado.  A él le prosigue el “Ryukin” o bien “Cola de Velo”, que tiene unas aletas bastante prolongas y un cuerpo rechoncho.  Muy afines a este último son el “Orando” y el “Cabeza de León”, si bien estas especies portan unas papilas cefálicas muy peculiaridades.  Estas 3, como afirmamos, son las más extendidas, mas a ellos se pueden sumar otras muchas de gran belleza.

svg%3E

Artículo relacionado:
La leyenda de los peces Koi


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba