Pez dorado【2020】

Pez dorado

Pez dorado

Hoy hablaremos de una de las especies vanguardistas en el planeta de las peceras. Se trata del pez dorado. Su nombre científico es Carassius auratus y asimismo se le conoce por el nombre común de carpín dorado. Y es que esta especie fue una de las primeras en ser empleadas como mascotas tras apresarlas. Tal ha sido su fama como mascota, que actualmente son las que más abundan en las peceras comunes de todos y cada uno de los hogares.

Te explicamos todo sobre esta especie acá. Desde sus peculiaridades primordiales, hasta qué cuidados precisa para sostenerlos con buena salud en nuestro acuario. ¿Deseas saber más sobre el pez dorado?

Características principales

Cuidados necesarios del pez dorado

Esta especie de pez tiene un tamaño que ronda los sesenta cm de longitud. No obstante, en dependencia de los cuidados y del género de genética que tenga, se ha podido localizar ejemplares con hasta noventa cm de longitud. Si el pez vive en la naturaleza puede pesar hasta treinta kilogramos. No obstante, cuando se cuida y se cría en cautiverio, el peso es la mitad.

Tienen una longevidad bastante alta, con lo que son más apropiados para ser mascotas y no tener que sustituirlos con tanta frecuencia. En dependencia de los cuidados que se le den y del hábitat donde se desarrolla, es capaz de vivir hasta quince años. Son perfectos peces de estanque por su color y tamaño.

Son peces bastante afables y nada beligerantes. De manera perfecta pueden convivir con otras especies de peces en exactamente el mismo acuario o bien estanque. El cuerpo es de color amarillo y no alargado. Es un tono amarillo dorado con pequeños destellos de color naranja en las colas y aletas. Son bastante hábiles en lo que se refiere a su nado y tienen agilidad para buscar el comestible velozmente. Por norma general los vas a poder ver reunidos en conjuntos para no sentirse conminados y resguardarse unos a otros.

Hábitat del pez dorado

Características del pez dorado

Este pez tiene su hábitat en todas y cada una de las zonas de agua dulce. Es imposible localizarla en el océano. Lo más recomendable para preparar un hábitat lo más similar a lo natural en casa, es la utilización de estanques. Estos estanques garantizan una movilidad mayor y un área donde están habituados a estar.

Hay especialistas que han estudiado a fondo esta especie y pueden aseverar que viven mejor en cautiverio que en su hábitat natural. Puede parecer extraño de esta manera a primer aspecto puesto que ni su longevidad ni su peso son los convenientes en cautiverio. No obstante, son especies que se han habituado a vivir así. La única característica que sostiene a estos peces en su hábitat natural es la temperatura a la que está el agua donde viven. En caso contrario, no podrían llegar a desarrollarse y la especie se iría extinguiendo.

En cautiverio viven mucho mejor y más todavía en estanques. Por este motivo, es de vital esencial tenerlos como mascotas siempre que podamos garantizarles un hábitat ideal para ellos.

Comportamiento y alimentación

Carassius auratus en pecera

El pez dorado tiene una condición bastante apacible. No acostumbra a dar inconvenientes si convive con otras especies. Al estar siempre y en todo momento agrupados cuando hay más un ejemplar, va a ser extraño ver a uno solo. En su hábitat natural es más propenso a luchar con otras especies, mas en cautiverio son verdaderamente calmados.

Son peces muy curiosos a los que les agrada explorar todo cuanto tienen a su alrededor. Van a estar siempre y en todo momento buscando ciertas cosas nuevas para entretenerse y explorar.

En cuanto a su alimentación, son considerados peces omnívoros. Se nutren tanto de las plantas de su ambiente como de otras especies de su alrededor. Su menú consta generalmente de insectos, bacterias, larvas, plantón y huevos de otras especies. Es esto último lo que hace estimar de que el pez dorado es un predador. Otras muchas especies deben observar a sus crías de las posibles atrapas del pez dorado.

Para nutrirlo si lo tenemos como mascota, no debemos preocuparnos. Se le puede dar comida que venden en tiendas de peces tanto vivas como no. Complementar la dieta con algo de comida viva puede ser una gran idea. Ciertas larvas, pulgas de mar o bien bacterias son buena opción. Para la parte vegetal, se le puede dar lechuga y coliflor. Si deseamos en ocasiones darle algún capricho, podemos darle ciertos camarones. Al comienzo, si llevamos poco tiempo con estos peces, van a estar un tanto más temerosos y reticentes a probar el alimento. No obstante, con el paso del tiempo se le va a pasar la falta de confianza y se lo va a comer todo.

El aspecto de predador que tiene asimismo puede hacerlo en cautiverio. Atrapar los huevos de otras especies puede acontecer en tu acuario o bien estanque. Hay que tener más control sobre estos peces cuando las otras especies estén en temporada de reproducción.

Reproducción

Carassius auratus

Este pez es algo más difícil en el momento de reproducirse. Se precisa que las condiciones sean las más ideales a fin de que tenga sitio la reproducción. Esto ocurre tanto en hábitat natural como en artificial. La madurez sexual la alcanzan a los un par de años de edad. Depende por entero de la longitud que haya podido desarrollar a lo largo de ese tiempo. No solamente las condiciones ambientales han de ser estrictas, sino más bien asimismo la nutrición conveniente para su desarrollo.

No es muy difícil la reproducción si desde el primer instante se tienen los mejores cuidados al pez. Si son cuidados en estanques, es considerablemente más simple la reproducción. Las temperaturas del entorno son más propensas a generar la reproducción cuando son más altas. Lo preciso es que la temperatura del agua sea más alta a fin de que la reproducción se dé en mejores condiciones. Esto ocurre en la temporada de primavera.

El cortejo es afín tanto si están en hábitat natural tal y como si están en estanques. Lo más normal es que sea el macho el que intente perseguir a la hembra para lograrla. La  fecundación se da cuando el macho que la ha logrado empuja múltiples veces a la hembra contra la roca o bien las algas que haya alrededor. Es de esta manera como la hembra suelta sus huevos y el macho los fecunda.

Espero que con esta información puedas saber más sobre el pez dorado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba