Pez dragón o mandarín【2020】

Pez dragón o mandarín

pez dragon o mandarin El pez dragón o bien mandarín se trata de un ejemplar pequeño, no llega a medir más de ocho cm, cuyo cuerpo es de forma alargada y cilíndrica. Su coloración es muy llamativa resaltando múltiples franjas verdes, anaranjadas, y amarillas, con azul o bien verde refulgente como color de fondo. Una película grasa que cubre su cuerpo lo hace más resistentes a enfermedades peculiaridades de la piel.

El chino mandarín presenta los ojos saltones y la boca de pequeño tamaño levemente proyectada hacía delante. Tiene 2 aletas dorsales y aletas ventrales adaptadas a facilitar su movimiento sobre el sustrato. Tiene 4 espinas dorsales y no obstante no tiene espinas anales.

Gracias a la excepcional coloración que tiene el pez dragón y su singular comportamiento se ha transformado en una de las especies más valoradas por la mayor parte de apasionados a la acuariofilia, pese a ser un pez que precisa de ciertos cuidados singulares, sobre todo para sostener la coloración tan atractiva.

Originariamente habita en el Océano Pacífico y vive asociado a los arrecifes coralinos, entre aquéllos que halla cobijo, en profundidades comprendidas entre los 1 y dieciocho metros, donde la temperatura fluctúa entre veinticuatro y 26ºC. De ahí haya que tener singular cuidado en los acuarios. Si conseguimos lograr que el pez se aclimate su esperanza de vida en cautividad ronda los seis años.

Al pez dragón hay que darle los frecuentes cuidados en acuarios con arrecife y hay que prestarle atención a la temperatura y a los compuestos nitrogenados. No aceptan bien las temperaturas sobre veintisiete grados ni grandes concentraciones de nitrato.

El primordial reto en cautividad del pez dragón, es la adaptación de esta especie que es esencialmente carnívora, al comestible fallecido. Se puede llegar a esta meta utilizando artemia viva, y también ir poquito a poco mezclándola con fallecida. Asimismo se debe tener en consideración no entremezclar el pez chino mandarín con otros peces competidores que alcancen el comestible a mayor velocidad. Debemos asegurarnos que el alimento le llega esté donde esté.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba