Pez gato【2020】

Pez gato

pez gato

Hoy hablaremos de una especie bastante popular para los acuarios, pues existen gran pluralidad de especies y sus peculiaridades únicas les hacen ser de gran atrayente como animales ornamentales. Se trata del pez gato.

A una parte de ser animales vistosos y curiosos, cumplen un papel esencial en el ecosistema que se recrea dentro de los acuarios. Y es que ciertos peces gatos limpian el fondo de los acuarios (se comen los comestibles restantes). De esta manera se evita que el alimento se pudra y perjudique en la calidad del agua. ¿Deseas saber más sobre el pez gato?

Generalidades

pez gato nadando

Existe gran pluralidad de especies de pez gato, aun ciertos conjuntos tienen ventosas en la cavidad bucal (pertenecientes a la familia loricáridos). Esta cavidad bucal les deja adherirse en las paredes del acuario y limpiarlas, con lo que el pez gato puede cumplir 2 funciones de limpieza, una del fondo y otras de las paredes.

Hay un elevado número de siluriformes que consumen algas. Esto es de mucha ayuda si en nuestro acuario disponemos de algas naturales que abundan demasiado deprisa. Con estos peces asistiremos a supervisar las poblaciones de algas y tener el acuario un tanto mejor acondicionado.

Aunque el pez gato ayuda bastante en el mantenimiento del acuario, no desea decir que no debamos efectuar labores de mantenimiento .

Características del pez gato

pez gato en pecera

La gran mayoría de los ejemplares de pez gato que existen pertenecen al orden de los Siluriformes. Se le llama pez gato por el hecho de que tienen unos bigotes formados de tentáculos en la boca que se semejan a los bigotes de los gatos. Estos bigotes son llamados barbillones filamentosos. Existen algunos peces que los tienen bajo la boca o bien aun en el propio morro. Como en los gatos, estos filamentos son empleados como órgano sensorial, advirtiendo sencillamente el comestible que van a consumir.

En su cuerpo tienen espinas punzantes y retráctiles en la parte delante de su aleta dorsal y pectoral. Estas espinas son de enorme utilidad en los ecosistemas naturales cuando son atacados por algún género de predador. Además de esto, en lagunas de esas espinas tienen glándulas venenosas que pueden inyectar a sus presas. En dependencia de la especie de pez gato que veamos, pueden o bien no tener estas espinas. Durante la evolución de esta especie, las espinas se han ido perdiendo.

Una característica singular del pez gato es que tiene una piel durísima y no tiene escamas. Existen algunos conjuntos que tienen placas dérmicas que sirven como coraza para resguardarse frente al ataque de predadores. Esta coraza ha ido evolucionando y sustituyendo a las escamas.

Distribución y hábitat

La mayoría de los peces gato habitan en aguas dulces, si bien existen asimismo ciertos conjuntos que viven en los arrecifes de coral de ecosistemas marinos. Asimismo se los ha visto en ciertos estuarios de agua salobre.

El pez gato se distribuye por todas y cada una de las unas partes del planeta a salvedad de la Antártida. Hoy día se calcula que el número de especies supera sobradamente más de 2 mil especies.

Comportamiento y alimentación

pez gato en el fondo

Los peces gato acostumbran a pasar la mayor parte del tiempo en los fondos del acuario buscando comida. Prácticamente todos son nocturnos, si bien existen algunos conjuntos como, por servirnos de un ejemplo, los locáridos que son diurnos  y se relacionan con otros peces como los corydoras.

La nutrición del pez gato es variadísima, si bien son muy, muy diferentes en dependencia del conjunto que tengamos. Ciertos conjuntos de estos peces son plenamente herbívoros, otros prefieren ciertos invertebrados acuáticos, ciertos se nutren de otros peces e inclusive hay peces gato que se nutren del zooplancton.

En lo que viene a ser el comportamiento de estos peces respecto a otros que puedas tener en la pecera, debes tener en consideración que los peces gato parasitan a otros peces (familia Trichomycteridae).

Cuidados

alimentacion pez gato

A la hora de adquirir un pez gato para tu acuario es esencial conocer las costumbres del mismo para preparar el acuario de una o bien otra forma. Hay que tener en cuenta que los hábitos varían mucho entre cada especie. Por ello, tanto la morfología del interior, como la pecera, deben ser compatibles con la especie de pez gato que vamos a introducir.

La mayoría de ellos necesitan troncos y otros accesorios para poder esconderse. Algunas especies requieren menos luz. En cuanto a la alimentación también tienes que saber qué especie es y cómo se alimenta previamente, algunos son carnívoros, otros herbívoros e incluso muchos consumen toda clase de alimentos (omnívoros). Ante esta situación podemos encontrar en muchas tiendas de acuariofilia alimentos para peces gatos que están balanceados  y son de gran utilidad para el mantenimiento del pez.

Para el fondo del acuario se recomienda que tenga una estructura fina para que puedan adaptarse bien al fondo. Debemos recordar que estos peces pasan la mayoría del tiempo en el fondo del acuario y, si colocamos estructura fina como gravilla, se adaptarán mejor y se prevendrá que se lastimen los tentáculos.

El agua debe permanecer limpia y con buena oxigenación. Para ello el sistema de filtrado tiene que ser bueno si queremos asegurar su supervivencia.

Reproducción

Es difícil definir su tipo de reproducción en cautividad, puesto que no existen datos muy precisos. En estado salvaje sí se sabe que su reproducción es ovípara y que algunos grupos se han ido especializando en el cuidado de las proles mediante su transporte y oxigenación. Generalmente los peces gatos construyen nidos y sus padres cuidan de los huevos.

Los mejores peces gatos para tu acuario y precio

pez gato tiburon

Puesto que hay gran cantidad de especies de pez gato, es difícil ver cuáles son los mejores para tu acuario. Debes tener en cuenta el tamaño de tu pecera a la hora de elegir una variedad o bien otra. Si tu pecera es pequeña, los más indicados son los calíctidos, ya que no suelen crecer demasiado, son bastante activos y permanecen en el fondo la mayor parte del tiempo.

Si por el contrario, tienes un acuario de gran tamaño, los mejores son los plecostomus, porque son más grandes y de espectacular belleza, aunque nocturnos. Su mantenimiento es fácil y son compatibles con otros peces del acuario.

Para aquellos que quieren tener «tiburones en miniatura» se le recomienda la familia Pangasiidae. Su fenotipo característico les hace asemejarse a pequeños tiburones, por lo que ganarás en ornamentación. Eso sí, se requiere de una pecera voluminosa dado el gran tamaño que pueden alcanzar.

Para aumentar el colorido de tu pecera puedes escoger a los de la familia Pseudopimelodidae. Resaltan por sus rayas de color anaranjado y negro. Popularmente son llamados peces gatos abeja.

Los costos del pez gato rondan entre los cinco y quince euros la unidad.

Con esta información podréis cuidar apropiadamente de vuestros peces gatos y tener una pecera llena de especies curiosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba