Pez lápiz rojo【2020】

Pez lápiz rojo

pez-lapiz-rojo
Una de las peculiaridades más singulares del pez lapicero colorado es su colorido. Como las 3 rayas horizontales oscuras sobre fondo dorado. Estas aumentan de intensidad dependiendo el pez. Si es un macho adulto el color rojizo es todavía más intenso. Del mismo modo que las especies del mismo género carece de la aleta sebosa.

Se trata de peces muy dados a poder morar en los acuarios familiares así como otras especies. Aunque hay que llevar cuidado en la temporada de celo. En tanto que los machos acostumbran a volverse muy territoriales y también inflexible con el resto de los machos. Se distinguen realmente bien de las hembras. Los machos presentan entre las 2 líneas superiores una coloración roja que empieza en el nacimiento del ojo y se extiende hasta la aleta caudal.

Un pez que vive en comuna

Se trata, el pez lapicero colorado, de un ejemplar de apenas cuatro cm, por consiguiente, puede vivir con perfección en un acuario no superior a los sesenta litros. Son peces muy sociables entre ellos y deben convivir en comunas de, alrededor, de doce peces a fin de que no se sientan deprimidos y puedan revolotear. De este modo es su hábitat natural y de esta manera se lo debemos administrar en el acuario.

Las aguas deben ser neutras levemente ácidas. Hasta los 6,5º Ph. Muy blandas a moderadamente duras. La temperatura del acuario debe rondar los veinticuatro grados. La filtración debe ser eficaz sin partículas en expansión y es conveniente la filtración con una carga de turba. Asimismo es conveniente efectuar cambios periódicos de agua. Más o menos cada 15 días.

El pez lapicero es una especie omnívora. En consecuencia admitirá todo género de comestible sin inconveniente una vez amoldado al acuario. Mientras que están a lo largo de la etapa de adaptación hay que darle comestibles vivos como la larva roja y blanca, cyclops o bien afines.

El acuario precisa de tener plantas a fin de que los peces lapicero puedan ocultarse al unísono que les sirve de refugio. Les agrada nadar tanto en la superficie como en el fondo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba