Pez neón【2020】

Pez neón

Pez neón

El pez neón es uno de los peces más demandados en la acuariofilia por su sorprendente colorido. Su nombre científico es Paracheirodon innesi y es uno de los peces más curiosos que existen. En el artículo conoceremos a este pez a fondo con sus peculiaridades y los cuidados que precisa para tenerlos con buena salud. Si buscas conocer más sobre este pez para agregarlo a tu pecera, no te pierdas este blog post y prosigue leyendo

¿Deseas saberlo todo sobre el pez neón?

Características principales

Características del pez neón

Este pez es bastante pequeño si bien sea muy vistoso. Apenas tiene unos tres con cinco centímetros de longitud. Su forma es ahusada. Esto es, que es más largo que ancho. Del mismo modo que muchos otros peces dispone de una cola bífida y tiene una pequeña aleta sebosa entre la aleta dorsal y la caudal.

En los laterales nos sorprende con su color azul intensísimo y lumínico. Cuando la luz da en él el color azul reluce intensamente. La línea de color empieza en el ojo y recorre prácticamente toda la superficie para crear un contraste bello entre el color azul y el colorado y blanco el resto del cuerpo.

A pesar de que este pez es único, hay personas que lo confunden de manera fácil con el pez tetra cardenal. Los dos peces compartes exactamente los mismos tonos de colorado y azul, con lo que puede dar sitio a confusión. Para distinguirlos hay que caer en la cuenta que la franja roja del tetra cardenal comienza en la boca y llega hasta la aleta caudal.

En la boca del pez neón nos hallamos con dientes pequeñísimos. Esto se debe a que pertenece a exactamente la misma familia que las pirañas. El aspecto tan inocente de este pez hace que nos sorprenda saber cuál es su familia.

Hábitat y área de distribución

Hábitat y área de distribucion

El hábitat de este pez se halla en las aguas negras. Este género de aguas son aquellas que son bastante blandas y ácidas. No obstante, asimismo pueden vivir en aguas más cristalinas.

El área de distribución se halla en la cuenca del Amazonas, toda la zona oriental de Perú y Colombia. En estos países nos hallamos ejemplares en los ríos de aguas blandas, en agua dulce. No son capaces de aguantar ni tan siquiera pequeñas concentraciones de sal.

Su origen es sudamericano, si bien la mayor parte se adquieren en tiendas. Son criados de forma masiva en el sur de Asia para su adquiere y venta. Es más complejo actualmente encontrarse un ejemplar que se haya criado en Brasil, Perú o bien Colombia. La enorme mayoría están criados en cautividad desde su nacimiento.

Alimentación

Alimentación

Para nutrir al pez neón no es preciso darle comestible vivo. De cuando en cuando podemos darle alguna larva de mosquito. No hay que darle comida de importante tamaño, sino más bien una que pueda ingerir de manera cómoda. Asimismo podemos incluir en su dieta otras especies vivas como la Artemia salina o bien la Daphnia. Merced al consumo de comestible vivo, se sostendrán más refulgentes sus atractivos colores.

Los peces neón son omnívoros, con lo que asimismo se puede nutrir de plantas. Podemos ofrecerles ciertos vegetales frescos cada cierto tiempo. Alguna lechuga pequeña o bien pedazos de tomate. Es recomendable que coman 3 veces al día.

Reproducción

Reproducción

Cuando tenemos los ejemplares en la pecera, debemos seleccionar aquellos que deseemos que se reproduzcan. Siempre y en toda circunstancia se recomienda seleccionar individuos jóvenes y con su madurez sexual. Estos peces van a tener la mejor capacidad para la reproducción. Es esencial que hayan natural de aguas con un pH elevado o bien en aguas duras no se reproducirán.

Para seleccionar bien a las hembras, debemos elegir aquellas más grandes y llenas de huevos. El desove puede suponer un total de entre ochenta y doscientos cincuenta huevos. Cuando se genera esto, es esencial sacar del tanque de crías a los progenitores para eludir que se coman los huevos. Debemos separar a los reproductores en un tanque diferente a fin de que no haya interferencias en el desove con los otros peces del acuario.

Para que los huevos subsistan, debemos dejarlos sin luz. Es recomendable tener un aireador que produzca una pequeña corriente y poner algún producto a fin de que no se extiendan los hongos. Los huevos eclosionan tras veinticuatro horas. Pasados unos días, hay que nutrir en más cantidad a las crías a fin de que puedan desarrollarse bien. En tan solo 3 meses ya vamos a poder añadir las crías al acuario mayor con el resto de los peces.

Cuidados que precisa el pez neón

Perlas del pez neón

Para que nuestro pez viva el mayor tiempo posible y se pueda desarrollar bien, debemos tener en consideración ciertos aspectos. Lo primero es la temperatura y calidad del agua. La temperatura debe fluctuar entre los veinte y veinticinco grados para imitar a su ambiente natural del que proceden. Si la temperatura se sale de ese rango puede ser peligroso, puesto que no lo aguantan de manera fácil. Precisa que el agua sea agua negra. O sea, que las plantas sean espesas y no altísimas para dejar pasar la luz.

Dado que estos peces son sensibles a las luces, es mejor no ponerles luz artificial. Una casa con exceso de estruendos puede afectar a su sistema inquieto y, en consecuencia, a su desarrollo. Es esencial filtrar al agua con turba y hervirla unos diez minutos a fin de que no tenga sodio y haya poco calcio. Lo que es muy importante es que el agua no tenga nada de cloro a fin de que no dañe al pez.

En cuanto a los peces con los que puede convivir el pez neón, hay que tener en consideración que son bastante beligerantes con los miembros de su familia. Son organizados jerárquicamente, con lo que nuestro conjunto de peces neones no puede ser menor de diez peces. Esta estructura jerárquica es precisa a fin de que el pez neón sienta que está en las condiciones inmejorables para subsistir. Los miembros dominantes del conjunto van a estar rodeados por los ejemplares de menor rango, lo que supone que los miembros de las partes más externas de conjunto están menos protegidos.

El acuario debe tener unas dimensiones capaces de cobijar unos sesenta litros de agua. Precisa un espacio vacío en el centro que no tenga ni plantas ni decoración para lograr más hueco. Podemos emplear leños para lograr obscuridad en sus aguas.

Por último, a fin de que estos ejemplares sientan que tienen todo bajo control, es esencial que el fondo esté obscuro. Además de esto, esto contrastará con el colorido de nuestro pez y el acuario va a adquirir mayor belleza.

Con esta información vas a poder conocer más a fondo a este colorido pez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba