Pez rey【2020】

Pez rey

Pez rey midas

Son bastantes personas las que están interesadas en conocer aspectos diferentes del pez rey midas. Se trata de un pez que se conoce como falso diablo y cuyo nombre es Amphilophus citrinellus. Es un pez bastante atractivo con forma muy especial. Esta es la razón por la cual bastantes personas deseen incorporar este exótico ejemplar a las peceras de sus hogares. Precisa de muchos cuidados a fin de que pueda progresar bien, con lo que es considerado un pez para gente avanzada y con más experiencia en el cuidado de peces.

Si deseas saber más sobre sus peculiaridades y cuidados que precisa el pez rey midas, este es tu artículo

Características principales

Pez rey

Posee un cuerpo no demasiado largo, mas tampoco es ancho.  Si bien a la vista puede mentir su aspecto, semejan gorditos por tener la cabeza tan especial. Al tener esa frente tan grande un cuerpo no tan alargado, tiene el aspecto de ser un pez gordito.

La quijada la tiene de forma redondeada y las aletas dorsales y anales son bastante largas para poder nadar con mayor velocidad. Existe dimorfismo sexual, con lo que vamos a poder distinguir entre machos y hembras de una manera fácil. Debemos fijarnos en que los machos tienen una suerte de joroba en la cabeza llamada giba. El tono del cuerpo cambia con diferentes tonalidades que van desde el blanco, negro, amarillo o bien aun anaranjados. Estos son los más frecuentes que atraen a quienes desean un ejemplar en sus acuarios.

Otra diferencia entre machos y hembras es el tamaño. El macho, al tener más delantera, pueden llegar a medir hasta treinta centímetros, al tiempo que las hembras son más pequeñas. Si con lo que sea ves a un pez rey con importante tamaño, vas a poder distinguir de forma fácil que es macho. Hay otros peces más bastante difíciles de distinguir entre macho y hembra, como ocurre con el pez ángel, cuya distinción tan solo se puede hacer al instante de la reproducción.

Aunque acostumbran a vivir en las zonas más rocosas de los ríos, no es extraño observarlos en sitios con plantas marinas.

Cuidados que precisa el pez rey en cautiverio

Amphilophus citrinellus

Estos peces precisan un cuidado muy exclusivo si deseamos sostenerlo saludable y en nuestro acuario por el mayor tiempo posible. Lo primero es tener un acuario bastante grande (mayor a trescientos litros) donde pueda nadar con libertad. Puesto que para cobijar tal acuario se precisa gran espacio en la casa, pocas son las personas que tienen este pez en sus hogares.

Si no puedes tener un acuario de estas dimensiones, es mejor amoldar a las especies de peces a tu pecera y garantizarles una buena vida. Recuerda que no juegas, sino más bien tratando con seres vivos.

Una vez que tienes el tanque de mínimo trescientos litros, necesitaremos una decoración rocosa. Debemos procurar asegurarnos de que el acuario se parezca lo más posible a su hábitat natural. Como acostumbra a vivir en las zonas rocosas de los ríos, debemos poner plantas de acuario y rocas para semejarlo. Sólo asegurándonos de que su hábitat en cautiverio sea lo más similar al natural vamos a estar garantizando que no va a tener agobio ni depresión por el cambio de sitio.

Para tener hembras de tal acuario, necesitaremos una gruta a fin de que pueda cuidar a sus crías y sentirse protegidas. La temperatura del acuario ha de estar entre veinticuatro y veintiocho grados, jamás por encima ni por debajo.

No es bastante difícil sostener la nutrición en esta clase de pez. Puedes darle peces de menor tamaño que , comestibles vegetales o bien comestible de tienda de peces. De cuando en cuando es conveniente darle comida viva a fin de que no pierda sus capacidades predadoras naturales.

Reproducción

Amphilophus citrinellus cuidados

El pez rey alcanza la madurez sexual en solo nueve meses. En el ritual de apareamiento, el macho se vuelve absolutamente beligerante contra la hembra para probar su capacidad reproductiva. Ante ello, posiblemente el macho la pueda dañar. Si tienes macho y hembra en cautiverio, es mejor estar pendiente en la temporada de apareamiento.

En el ritual de apareamiento, la hembra muestra el cilindro ovopositor y el macho se añade a él. Por cada puesta de huevos son capaces de poner hasta doscientos huevos. Las hembras se apartan del macho una vez han puesto los huevos y se procede a cuidarlos. Esta especie tiene singular atención con su huevos en contraste a otras especies como el pez aguja que los deja sin cuidado alguno.

Si deseamos eludir los inconvenientes mentados previamente con la agresividad del macho, es recomendable separarlos en 2 acuarios diferentes. De este modo, el macho va a poder ve a la hembra mas no tener contacto con ella. Esto hace complicar todavía más la capacidad del dueño de tener ejemplares de pez rey en el hogar. Si por sí es complicado tener un acuario de trescientos litros de capacidad, imaginaos tener múltiples para cuando estén en temporada de reproducción.

Los huevos eclosionan al segundo día tras su puesta, con lo que no hay que aguardar demasiado para poder ver a las crías. Para resguardar a las larvas es mejor ponerlas en otro recipiente como una paridera para peces. Los alevines empezarán a nadar de forma libre y darle artemias para nutrirlas. Asimismo van a poder comer el comestible que se le da a los progenitores, mas va a haber que romperlo en trozos pequeñísimos, tal y como si fuera polvo.

Compatibilidad con otras especies

Amphilophus citrinellus en acuario

Debido a la agresividad de este pez, hay que conocer bien los compañeros que va a tener en la pecera. Hay peces con los que puede vivir sin ningún género de limitación como pueden ser el pez pleco común y el pez pleco galaxia. No obstante, hay otras especies con las que no pueden vivir si los metes de adulto, mas se tratan de forma perfecta si se han criado desde pequeños juntos. No en todos y cada uno de los casos marcha, mas tiene mayor margen de confianza. Nos hallamos con especies como el pez oscar y el pez terror verde.

Espero que con esta información puedan cuidar bien del pez rey midas y no dé demasiados inconvenientes por su agresividad y complejidad en sus cuidados. Si tenéis dudas, solo consultar en los comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba