Pez sapo【2020】

Pez sapo

Pez sapo

Hay abundantes peces que se semejan a otros animales. Ocurre en el caso del pez gallo o bien el pez cocodrilo. En un caso así, vamos a aproximarnos más para conocer al pez sapo. Se trata de un pez cuyo nombre científico es Halobatrachus didactylus y cuyo aspecto se semeja al de un sapo. Tiene peculiaridades venenosas y es la única especie que queda del género Halobatrachus.

En este artículo te contaremos las peculiaridades, estilo de vida y curiosidades de esta especie. ¿Deseas saber más sobre el pez sapo?

Características principales

Especies de pez sapo

Posee una estructura ósea muy semejante al del pez luna. La longitud que alcanzan los ejemplares adultos acostumbra a ser de unos cincuenta cm. El cuerpo es muy similar al de un sapo y, por esta razón, recibe este nombre común. Tiene el cuerpo de forma redondeada y bastante grande con una boca ancha.

Dispone de 2 espinas que están cubiertas por la piel y 2 aletas dorsales. La primera aleta dorsal tiene 3 espinas fuerte y cortas cubierta por piel. La segunda es más larga y tiene entre diecinueve y veinticuatro radios blandos con piel llana y cubierta de una suerte de mucus que genera para resguardarse. Se trata de una masa viscosa que le deja deslizarse cuando los predadores procuran apresarlos.

Su color es cobrizo claro y tiene distintas máculas cobrizos. Es clasificado, como otros peces como el tiburón blanco o bien el pez barracuda, como peligroso para las personas. Y es que tiene unas espinas venenosas que clava a aquellas personas que fija como objetivo.

Área de distribución, hábitat y comportamiento

Características del pez sapo

Podemos localizar al pez sapo durante toda la costa atlántica de África y en el Mediterráneo Occidental. Precisa de aguas más cálidas y poco profundas, con lo que habitan las aguas marinas subtropicales. Podemos ver ciertos ejemplares desde los diez metros de profundidad hasta los cincuenta metros aproximadamente. Si bien son peces primordialmente marinos, se les ha podido ver habitando en ciertos ríos de Gambia.

Por lo general, es un pez bastante sedentario. No acostumbra a moverse demasiado de sitio, sino continúa en la arena blanda o bien el barro a lo largo de la mayoría del tiempo. De vez en cuando se ocultan bajo la arena o bien entre las fisuras de las rocas para ocultarse de posibles predadores o bien sencillamente para no tener que preocuparse por ellos.

Se nutre de otras presas que caza merced a su capacidad de camuflaje. Su nutrición está compuesta primordialmente de otros peces de menor tamaño, ciertos moluscos y crustáceos. Tiene una conducta en su reproducción un tanto extraña. La hembra pone los huevos (de tamaño bastante grandes) y son guardados por el macho. Para anunciar la protección de tales huevos y como una amenaza al resto de peces de alrededor, el pez sapo es capaz de producir una serie de sonidos. Entre los sonidos que es capaz de producir nos hallamos con ciertos silbidos, gruñidos y el habitual «croack» que hacen los sapos y ranas. Esta es otra razón por la que su nombre común le viene que ni pintado.

Estos silbidos sirven para sostener a la hembra lo más cerca posible y distanciar a otros machos que puedan agredir a los huevos.

Peligrosidad del veneno

Camuflaje del pez sapo

Como hemos dicho ya antes, el pez sapo es una especie clasificada como peligrosa para el humano y los bañistas. Al encontrarse a profundidades de entre diez y cincuenta metros, es posible que muchos bañistas se encuentren con ellos y sean mordidos. El veneno que les inyecta es lo peligroso de su mordida.

La picadura no es mortal, mas si tiene una suma importancia el hecho de que las consecuencias de la mordida duran un buen tiempo. El dolor tras la picadura es inmediato y realmente fuerte. La zona perjudicada se va a poner hinchada y van a salir ciertas ronchas y ardor fuerte.  Dependiendo del género de mordida que haya dado, posiblemente el dolor se extienda por todo el miembro hasta llegar a paralizarlo. Se trata de una infección bacteriana que favorece la aparición de una herida irritada. Si no se trata adecuadamente, puede provocar en inconvenientes peores.

El dolor puede sostenerse aun múltiples días y presentar dolores crónicos por múltiples meses en el área perjudicada. En ciertos casos se han reportado casos de Anquilosis. Se trata de un género de secuelas que deja la picadura de este pez y que provoca la carencia de movimiento en las articulaciones circundantes de la picadura. Esta falta de movimiento puede darse parcialmente o bien de forma completa.

Cómo tratar el veneno del pez sapo

Picadura del pez sapo

El veneno de la picadura de este pez no tiene ningún anti veneno propiamente dicho que pueda suprimirlo por completo. Por esta razón, es preciso conocer más sobre este veneno para poder tratarlo. Hay que supervisar bien lo síntomas y daños para prevenir posible agravantes.

A continuación, describiremos los pasos a proseguir en el caso de picadura de pez sapo:

  1. Hay que procurar extraer la mayor cantidad de veneno que resulte posible a fin de que la herida sea menos grave. Hay que hacer presión en la herida a fin de que sangre lo máximo posible y se extraiga la mayor cantidad de veneno.
  2. Colocaremos un torniquete a unos centímetros arriba de la herida y lo vamos a ir aflojando a fin de que la sangre circule.
  3. Utilizamos agua caliente a unos cincuenta grados a fin de que el dolor baje. Lo vamos a hacer a lo largo de una hora o bien hora y media más o menos.
  4. Si la herida no tiene hemorragia, tendremos que efectuarle el corte a fin de que el sangrado pueda expulsar más veneno. La herida que debemos provocar debe ser de un tamaño pequeñísimo, a fin de que no necesite de ningún cierre quirúrgico.
  5. Es aconsejable inyectar una cantidad de 0,1-0,cinco ml de permanganato de potasio al 5%. Esto seguramente deberá hacerlo un doctor especializado.
  6. Para supervisar el dolor de la picadura es bueno introducir por vía intramuscular clorhidrato de meperidina.

Como siempre y en todo momento, la mejor cura para ello es la prevención. Hagamos caso de las señales de peligrosidad y limitemos nuestros baños a los lugares tolerados y más seguros. Espero que esta información les asista a saber más sobre el pez sapo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba