Pez vela【2020】

Pez vela

Pez vela

Hay millones de géneros de peces en el mar y muchas formas de nadar de cada uno de ellos. Existen aquellos que no saben bien nadar, otros que nada de una manera especial y otros cuya velocidad es increíble. Hoy hablaremos de un pez cuya forma de nadar es verdaderamente increíble. Se trata del pez candela. Con su especial aleta dorsal con enormes dimensiones, este pez puede nadar a mucha velocidad en pos de su presa o bien para huir de sus predadores.

Si deseas conocer todo lo relacionado con este pez, prosigue leyendo

Características del pez candela

pesca del pez vela

El pez vela, de nombre científico Istiophorus albicans, fue descubierta por vez primera en el año mil setecientos noventa y dos y es considerada una especie del océano Atlántico. Asimismo es conocido como pez marlín. Es considerado uno de los peces más fabulosos que nos podemos hallar en los mares y océanos de todo el planeta.

Existe otra subespecie que habita en los océanos Índico y Pacífico y lleva por nombre Istiophorus platypterus. Las dos familias tienen colores azulados o bien grises y el vientre de color blanco. La especie atlántica es más pequeña.

Otra particularidad de este pez es su morro. Tiene una forma un tanto extraña, estrechándose hasta concluir en una punta. Se semeja a un sable afilado. Cuando este pez está en acción, es pasmante de qué manera es capaz de nadar a altas velocidades en busca de su presa. Debido a su morfología puede recortar el agua con una excepcional sencillez. Por este motivo, puede lograr altas velocidades.

La primera aleta dorsal es primordial elemento que lo hace ser diferente del resto de peces, teniendo entre treinta y siete y cuarenta y nueve rayos. La segunda aleta dorsal es más pequeña y solo dispone de 6 o bien 8 rayos. La cola es un factor esencial que usa para lograr altas velocidades en tanto que está unida por un fuerte y poderoso pedúnculo caudal.

Se pueden hallar ejemplares de pez candela con cien kilos de peso. Lo más normal es que se hallen en torno a los cincuenta kg.

Hábitat

pez vela en al superficie de los mares

Este pez habita las aguas superiores de los océanos. No acostumbra a vivir en las profundidades y siempre y en todo momento optan por aguas más temperadas y cálidas. En la zona donde se distribuyen tienen gran sencillez para hallar a sus presas. Merced a la velocidad a la que se desplazan, su labor de lograr comestible no es muy dura que afirmemos.

El pez candela del Atlántico cambia su área de distribución en dependencia de la temperatura del agua y en ciertos casos de las condiciones de dirección y fuerza del viento. En los extremos de su área de distribución (tanto el norte como el sur) aparece únicamente a lo largo de los meses más cálidos, en tanto que prefiere aguas más cálidas. Los cambios en su hábitat se deben esencialmente a la migración a otras zonas de sus presas. Por este motivo, para poder proseguir alimentándose deben desplazarse.

Por lo general, se hallan en las zonas más cálidas y superiores sobre la termoclina. Cuando debe migrar, lo hace a las aguas más próximas a las costas. Su temperatura ideal está entre veintiuno y veintinueve grados. En alguna ocasión se han encontrado ejemplares alevines de peces candela en el mar Mediterráneo que se han perdido a lo largo de sus viajes migratorios.

Por otro lado, el pez candela del Índico-Pacífico se halla, por norma general, en aguas temperadas y tropicales de todos y cada uno de los océanos del planeta. Su distribución es tropical, mas asimismo se puede hallar en zonas ecuatoriales. Esta especie se halla durante las zonas ribereñas de las latitudes temperadas, si bien asimismo se pueden hallar en las zonas centrales de los océanos. Son especies epipelárgicas. Esto quiere decir que se pasan la mayoría de su vida adulta en la zona superior de la termoclina.

Alimentación

pez vela cazando a sus presas

Este pez es completamente carnívoro y está considerado uno de los predadores más hábiles de los océanos. Es indudablemente el más veloz de todas y cada una de las aguas temperadas y cálidas.

Se acostumbra a nutrir de calamares, pulpos, atunes y peces voladores. Puede usar su pico para separar células de peces de todo el cardumen y de esta manera hacerlas más frágiles de ser capturadas. Son capaces de zambullirse hasta treinta metros de profundidad, mas prefieren hacerlo más próximo a la superficie para asistirse con la luz solar. Se ubica cerca de los bordes coralinos para tener una visión más extensa del terreno y poder acorralar a sus presas.

Comportamiento

comportamiento del pez vela

El pez candela es una especie solitaria (de ahí a su sencillez en la migración continua en pos de presas). Es extraño verlas en conjunto, si bien en ciertas ocasiones se le puede ver formando conjuntos pequeños para facilitar la caza.

Es una especie que organiza y tantea primero el terreno ya antes de lanzarse a cazar para eludir posibles entorpecimientos.

Los machos y las hembras tienen exactamente el mismo comportamiento, rodeando a las presas y forzando al cardumen a cerrar filas. Las embestidas son veloces y acertadas, cada una de ellas se ve antecedida por un sorprendente despliegue de la aleta dorsal, que amplía a más del doble el perfil del cazador.

Reproducción

boca del pez vela

La reproducción del pez candela tiene diferentes contradicciones. La hembra desova en numerosas ocasiones en un mismo año. El sitio que escogen para el desove acostumbra a ser una zona donde la temperatura esté en unos veintiseis grados centígrados. Generalmente lo hacen rodeando las costas. Por cada puesta que efectúa la hembra pone más de un millón de huevos que son lanzados a la deriva. El macho, una vez lanzados los huevos, fertiliza de manera inmediata a la enorme mayoría de los huevos.

De los huevos que consiguen ser fertilizados salen pequeñas crías que se sostienen flotando en la superficie, transformándose en una presa simple para los predadores. Por este motivo, del millón de huevos que lanza la hembra, solo unos pocos logran subsistir para medrar y llegar a ser adultos.

Las crías de alevines tienen un desarrollo exageradamente veloz con lo que, si logran subsistir a la primera etapa donde son carne fresca para predadores, van a poder llegar a su etapa de adulto. Sus aletas están completamente desarrolladas cuando alcanzan 5 centímetros de longitud.

Los meses de desove más usual son entre marzo y octubre. Cuando los peces son adultos, sus oponentes más frecuentes son los peces más grandes como los tiburones.

Con esta información podréis conocer más a fondo a uno de los peces más increíbles de los mares.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba