Pez volador【2020】

Pez volador

pez volador

La naturaleza no deja de sorprendernos en todo instante. Si bien el hábitat de los peces se halla en los mares y océanos, existen peces como el pez volador que tienen peculiaridades en la morfología de su cuerpo que los hacen tener grandes habilidades en el planeo fuera del agua. Se trata de los increíbles peces voladores.

¿De qué manera posiblemente un pez, cuyo hábitat se halla bajo el agua, tenga habilidades para planear fuera de ella? Si deseas descubrir todo lo relacionado con estos peces voladores, prosigue leyendo

Características del pez volador

pez volador nadando dentro del agua

Existen muchas especies de peces voladores y todos pertenecen a la enorme familia de los Esocétidos, del orden Ateriniformes. La especie más frecuente famosa como pez volador se le conoce como Exocoetus volitans.

Estos peces tienen grandes aletas pectorales que toman un aspecto de ala y es la razón por la cual se le ha puesto ese nombre. Estas «alas» les otorgan la capacidad al pez de planear con relativa sencillez fuera del agua. Su cuerpo, además de esto, tiene una morfología muy activa al que se le une sus aletas pélvicas y lo hacen ser un genuino pez volador.

Estos peces se pasan la mayor parte de su tiempo cerca de la superficie del océano donde efectúan sus saltos y sus vuelos, tal y como si de pájaros se trataran. Sus aletas presentan diferentes tamaños, siendo en ciertos muy grandes, lo que hace que se vean con más de 2 aletas.

Otra característica que tienen los peces voladores que los hace ser tan singulares son sus ojos. Los tiene de forma tan aplanada que presentan una vista súper brotada y prácticamente más grande que su órbita. Esta forma de los ojos, como todo en la biología de los organismos vivos, tiene su razón de ser. Y es que, merced a estos ojos, son capaces de mirar con mucha sencillez fuera del agua mientras que efectúan sus vuelos. Asimismo les favorecen para evadir a los predadores, puesto que estos peces son atacados por un enorme número de ellos.

A través del tiempo y la evolución, han podido desarrollar esta habilidad de «volar» para sostenerse activos y cuidarse de los predadores que no tienen esa capacidad. Son capaces de sostenerse planificando a lo largo de unos segundos, lo que le da gran ventaja en la escapada de sus predadores.

También son considerados animales muy inteligentes, puesto que han podido agregar estas habilidades durante su evolución para acrecentar sus posibilidades de supervivencia en el océano.

Forma de su cuerpo y vuelo

pez volador planeando

El cuerpo de estos peces está forrado con grandes escamas cuya consistencia es suave. Gracias a que no pesan mucho, pueden planear a lo largo de más tiempo en el aire cuando pegan el salto. Tienen el lóbulo superior de la aleta caudal de un tamaño mediano y en el borde de su cuerpo presenta ciertos repliegues que van cara los dos lados.

El cuerpo tiene un color castaño con ciertas tonalidades más oscuras en el reverso y una banda de color blanco tras las aletas pectorales. Las aletas pélvicas y pectorales son las que emplea para el vuelo y su cola es el motor de arranque para impulsarse.

Cuando estos peces levantan el vuelo (nuevamente aclaramos que no es un vuelo como tal, sino más bien más una actividad de planeo extremo) es un espectáculo. Cuando efectúan un planeo, son capaces de recorrer distancias entre sesenta y cien metros a una velocidad de cincuenta y cinco quilómetros por hora. Esto es algo pasmante en la naturaleza y, por este motivo, no deja de sorprendernos. Un pez, cuyo hábitat se halla en el agua, es capaz de «volar» fuera de ella recorriendo esas distancias.

Para lograr recorrer estas distancias, precisan batir sus aletas más de cincuenta veces en solo un segundo. Merced a este aleteo pueden sostener el planeo hasta lograr recorrer más distancia.

Ver a un pez volador planear es algo fabuloso, mas ver a un bando de todos efectuar estas maniobras de planeo, es un espectáculo de la naturaleza. Estos peces se hallan la mayor parte del tiempo haciendo estos saltos y manteniéndose fuera del agua.

Durante la temporada de verano se les puede ver deambular cerca de las playas. Son capaces de aprovechar las corrientes de aire para desarrollar todavía más su capacidad de vuelo y lograr distancias de hasta cuatrocientos metros.

Hábitat

pez volador entrando en el agua tras el salto

Como se ha citado ya antes, los peces voladores se establecen en zonas cuya profundidad es baja. Se distancian de la costa en invierno y las vuelven a visitar en verano. Las aguas preferidas de estos peces son las tropicales y subtropicales.

Son buenos refugiándose en lugares donde conseguir de manera fácil su comestible. El pez volador más frecuente se establece en las aguas del Atlántico y el Mediterráneo.

Alimentación

sushi de huevos de pez volador

La nutrición de estos peces es esencialmente comer plancton. Muy frecuentemente asimismo pueden comer otros peces pequeños y ciertos de mediano tamaño. Este pez no es peligrosísimo.

Sus huevos son empleados en el país nipón para preparar el sushi. Este pez no se preocupa demasiado por su nutrición, sino se encarga más en sostener sus vuelos aerodinámicos.

Reproducción

reproducción del pez volador

Estos peces se reproducen por huevos. Son depositados por las hembras sobre las algas o bien otro elemento marino que les sirva para sostenerse cerca de la superficie del agua. Los huevos se sostienen unidos por pequeños cordones delgadísimos.

Cuando los huevos eclosionan salen muchas larvas que no muestran para nada ningún similar con las peculiaridades de un pez volador. Conforme se hacen adultos, adquieren sus peculiaridades singulares.

Estos peces no están en ningún estatus de protección. No obstante, sus huevos son apreciadísimos para hacer el sushi. Para eludir su amenaza en las poblaciones se debe localizar ciertas leyes que asistan a resguardar a estos peces y poder preservarlos. Su predador más frecuente es el pez vela. Tras este pez, asimismo es un fuerte predador el atún, la caballa y el pez espada.

Como podéis ver, la naturaleza no deja de sorprendernos y nos ofrece espectáculos como este. Los peces voladores son dignos de ver y nos va a ofrecer algo que nunca hayamos visto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba