Preparar el acuario para el pez escalar【2020】

Preparar el acuario para el pez escalar

pez-escalar
Preparar un acuario indicado para el pez escalar generalmente se realiza como si fuera para cualquier otro pez tropical. Con la única diferencia que siendo un pez con grandes aletas hay que contar con un acuario parcialmente alto. El acuario no será menor de cincuenta centímetros de altura. Afirmaríamos que cuanto más grande mejor.

El acuario cuanto más grande mejor

Hay que tener en cuenta los peces escalares que se quieran incluir en el acuario. La principal peculiaridad es que si los adquirimos siendo pequeños o bien medianos hay que contar que con el tiempo se van a hacer adultos. Por tanto las dimensiones que precisan van a ser mayores. Para calcular la capacidad en litros vamos a tomar la referencia en litros, no menos de quince-veinte litros por cada pez.


Básicamente el pez escalar es muy territorial. Por ello a la hora de preparar el acuario debemos definir zonas. Bien con plantas que no quiten la visión, de diferentes tamaños y en diferentes puntos del acuario o bien con piedras redondeadas. Hay que tener en consideración que a los escalares le agrada la corriente de agua lenta, las corrientes fuertes les agobian.

Por lo tanto los filtros externos y los filtros de placa con bombas centrífugas, deben circular con caudal mínimo, produciendo corrientes lentas. Si se emplean filtros externos se aconsejan los de sistema de lluvia sobre la superficie del agua.

En cuanto al agua, aunque los escalares se adaptan realmente bien, es preciso continuar unos factores para lograr un buen ecosistema marino saludable y sobre todo de cara al desove. Los valores del agua para sostenerlos pueden fluctuar en ciertos grados de pH, dureza y hasta temperatura. En lo que se refiere al desove debe sostenerse dentro de determinados factores más rigurosos para su reproducción.

El agua ha de ser blanda, con pH cercano a siete y temperatura de veinticinco-26º C en invierno y veintisiete-28º C en verano. La iluminación no ha de ser excesiva, y tamizada por la sombra de las propias plantas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba